La Procuraduría General de la República (PGR), a través de Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales (SEIDF), en coordinación con elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), cumplimentó una orden de Cateo otorgada por el Juez de Distrito Especializado en el Sistema Penal Acusatorio, adscrito al Centro de Justicia Penal Federal en el estado de Nuevo León, con residencia en Cadereyta Jiménez, en funciones de Juez de Control, en un  local comercial ubicado entre las calles de Reforma y avenida Cristóbal Colón en la colonia Centro, municipio de Monterrey, donde se logró el aseguramiento de 8 mil 900 piezas de ropa que ostentaban una marca conocida, sin contar con el registro de autenticidad.

El Ministerio Público de Ia Federación, adscrito a la Unidad Especializada en Investigación de Delitos contra los Derechos de Autor y la Propiedad Industrial (UEIDDAPI) de SEIDF, con apoyo de la Policía Federal Ministerial, aseguraron las prendas de vestir, el local donde se realizaba su comercialización, y al propietario del lugar, Juan Jesús “N”, por el delito previsto en el artículo 223 fracción III, de la Ley de la Propiedad Industrial, en la hipótesis de “almacenar en forma dolosa y con fin de especulación comercial, objetos que ostentan falsificaciones de marcas protegidas por dicha Ley”.

En audiencia de control de detención ante el Órgano Jurisdiccional, se formuló imputación en contra de Juan Jesús “N”, por el delito antes mencionado.

Por estos hechos, la persona asegurada, las prendas apócrifas y el inmueble fueron puestos a disposición de la autoridad federal para los fines legales que determine, por la violación a la Ley de la Propiedad Industrial.

Con estas acciones, la Procuraduría General de la República, refrenda su compromiso de combatir los delitos que afectan la economía formal.

foto_4__1_

foto_14